El 90% de las empresas tradicionales sus páginas web fracasan

Desde hace muchos años la gran mayoría de empresas tradicionales y emprendedores se convencieron que en Internet todo es más sencillo, más económico y inmediato, en pocas palabras «Se puede ganar dinero fácilmente», no es mentira que la inversión que se realiza entorno al Internet es significativamente más económico que el entorno físico, tomando en cuenta que un sitio web es una sucursal virtual del negocio y la publicidad en Internet es mucho más económico y efectiva que en los medios tradicionales.

Esto no significa necesariamente que es sencillo de lograr, hoy en día existen millones de sitios web que no aportan absolutamente nada al emprendedor o para la empresa, haciendo que su página web fracase por que simplemente existe sin producir ganancias o interacción con clientes potenciales y al ser una inversión económica no afecta significativamente las perdidas que estas generan el negocio.

¿Sabes por que las paginas web fracasan?

Recuerda que un buen gerente busca una buena asesoría.

La clave del éxito de todo negocio en el área web es la asesoría de profesionales, para la mayoría de emprendedores, la gerencia web es un misterio, incluso para algunos es un área que no existe. Sumado a esto muchas agencias de diseño web o marketing digital cuentan con una asesoría para sus clientes bastante escasa, limitándose a aceptar todo lo que solicitan sus clientes sin importarles algo más que cobrar el trabajo.

Esto lleva a la frustración por las altas expectativas que se generan por la falta de conocimiento y el poco éxito que genera la mayoría de sitios web por la ausencia de asesoría web. Pero vamos a lo importante:

¿Por qué fracasan la mayoría de las páginas web?

  • Ausencia de estrategia de mercadeo
  • Pensar que solo necesitas un diseñador web
  • Pensar que las fotos y/o vídeos son parte del servicio de diseño web
  • Considerar que el contenido es lo de menos
  • Asumir un costo exageradamente barato
  • Inseguridad
  • No buscar la asesoría global, sino tan solo servicios específicos

Recuerda que al buen gerente lo hacen las buenas actitudes y la buena asesoría.

¿Qué puedes hacer?

Te dejamos algunos consejos para hacer de tu sitio web un activo valioso para tu empresa.

En la mayoría de los casos nos contactan clientes que, en su proceso de investigación autodidacta, resolvieron que: solo necesitan una página web. Es como si fuera un requisito automático cuya única razón de existir es su existencia misma. Sin asesoría ni formación en mercadotecnia no logran conectar el marketing con su página web, por ende gerencian ingenuamente la realización de piezas aisladas, sin guía, propósito ni coherencia.

En la mayoría de los casos, los clientes se resisten a pagar por asesoría de mercadeo por considerarlo un servicio accesorio, innecesario o demasiado complejo para sus fines inmediatos y fallan en darse cuentan de que solo tiene éxito quien mejor planifica y no quien escatima en lo importante.

Como toda pieza comunicacional corporativa, una página web es una herramienta. La forma y naturaleza de dicha herramienta depende exclusivamente del propósito que se le de a ésta, y eso depende de las particularidades de la estrategia de mercadeo.

Imagínate que tú fabricas herramientas y te toca la tarea de fabricar una «herramienta» pero el cliente no sabe para qué la va a usar; ¿qué harías, cómo lo harías, por dónde comenzarías?.

Una estrategia de mercadeo te ayudará a evaluar:

  • Qué acciones, requisitos o piezas debes realizar antes de hacer una página web.
  • A quién dirigir la comunicación.
  • La creación de una campaña publicitaria o conceptual que englobe TODAS las acciones para lograr un propósito.
  • Cómo redactar el mensaje primordial de la página.
  • Si contratar especialistas en redacción publicitaria o no.
  • Qué aspectos transmitir con mayor énfasis.
  • Si invertir o no en recursos audiovisuales como fotos, videos, locuciones, música, etc.
  • El estilo gráfico de tu pieza.
  • Las funciones operativas que la página web va a realizar.
  • Qué tipo de posicionamiento online debe realizar.
  • Qué tipo de acciones publicitarias adicionales debe realizar.
  • Es imperativo que entiendas que una página web comercial es una pieza de mercadeo y como tal, debe formar parte de un plan de mercadeo EXPLÍCITO, coherente y profesionalmente gestado, si no, tú y tu página web estarán a la deriva.

Pensar que una página web es solo asunto de diseñadores web es como pensar que la construcción de un edificio es solo cuestión de albañiles, descartando arquitectos e ingenieros por que sus sueldos son muy elevados.

Carentes de guía y asesoría, la mayoría de los emprendedores buscan proveedores de diseño directamente, sin pasar por la asesoría de agencias de marketing o publicidad, ignorando que los diseñadores gráficos y diseñadores web son profesiones de ejecución, no gerenciales.

Un diseñador solo obedece órdenes de un gerente y no está adiestrado para proveerle el conocimiento y las decisiones que tú necesitas como regente del mercadeo de tu emprendimiento.

Al no concebir una página web como una pieza publicitaria, el 99% de los clientes piensan que todo el trabajo audiovisual (producción de fotos y videos) viene «incluido» en el diseño de la página web; cuando se les aclara que esto es absurdo e irreal, sienten una especie de shock económico, ya que no estaban preparados para asumir un proyecto de magnitudes mayores.

En la mayoría de los casos, los emprendedores terminan usando imágenes ilegales, descargadas de internet sin permisos, arriesgandose a sanciones y asegurando que su página web lucirá genérica y carecerá de impacto e identidad: características propias de las páginas web sin éxito.

Esto obedece a la idea generalmente errónea de que «al emprendimiento se le invierte poco para ver si da resultados y cuando los dé, entonces sí se le invierte apropiadamente».

El contenido, el mensaje, texto o información presente en una página web es una de las cosas que más toma por sorpresa a los emprendedores, pues piensan que con un texto que hable sobre la misión, visión, valores, servicios y beneficios será suficiente… y no lo es.

Al no concebir una página web como una pieza publicitaria, los emprendedores suelen pensar en el texto como una aburrida formalidad o, en el mejor de los casos, una simple información que pasará directa y pasivamente a los receptores.

En la mayoría de los casos, el emprendedor ignora que el contenido precede al diseño, ignorando por completo la absoluta importancia de un mensaje publicitario claro, contundente, que persuada, guíe e informe al mismo tiempo, que logre objetivos y convierta transeúntes en clientes.

Las ideas más comunes que nos traen los emprendedores acerca del contenido son la mayoría graves errores, muy difíciles de solventar en el futuro:

  • Se diseña primero y luego se le «mete» contenido.
  • No es necesario un mensaje primordial.
  • Eso de la redacción es algo que hace la secretaria o el asistente.
  • Con esta carta que le escribimos a los clientes es suficiente información para que la pongas en la página web.
  • El diseñador web debe redactar lo que va a ir en la página web.
  • La redacción es algo que puede hacer cualquiera, eso lo saco yo en un fin de semana.
  • No se trata de ser derrotista, pero a lo largo de 20 años, todos y absolutamente todos los clientes que se han basado en estas ideas han producido en el mejor de los casos textos fallidos, pobres, incompletos y en su gran mayoría no han tenido éxito con su emprendimiento en Internet.

Es muy, muy, sano que aceptes inmediatamente lo siguiente:

  • EL CONTENIDO SÍ IMPORTA, es lo primordial de toda pieza publicitaria.
  • La producción de textos apropiados no es una tarea que cualquiera pueda hacer.
  • El mensaje primordial o mensaje publicitario de tu empresa debe ser creado por personas con talento para tal fin.
  • Eso no se hace en un fin de semana, no se engañe.
  • Si no eres una persona versada o no tienes tiempo para producir textos de calidad, no te comprometas a hacerlo solo por ahorrarte un dinero; solo lograrás retrasar y perjudicar el proyecto.
  • Sin duda alguna, escatimar en la producción de la información para tu web puede significar el fracaso de la misma.
  • No temas invertir en contratar especialistas en el área, incluso ANTES de contratar cualquier diseño.
  • Una de las grandes señales de desventaja en los emprendimientos latinoamericanos es su incapacidad para producir información coherente, sólida, única, nutrida, profunda y de calidad. Tú puedes tomar eso como una oportunidad al concientizar esta situación y prepararte para ello.

Para muchos la principal razón de emprender la realización de una página web es la noción errada de que por internet todo es más barato. Piensan que realizar una página web es barato y con eso es suficiente «pa’ arrancar». Cuando descubren que el asunto es mucho más que «contratar a un diseñador web» se impactan con los costos, tambalean en su emprendimiento y deciden escatimar en aspectos que en realidad son esenciales.

Si tú escatimas inversión en:

  • Asesoría de mercadeo / Asesoría publicitaria / Asesoría en general.
  • Creación de mensaje publicitario / Redacción de información primordial.
  • Diseño gráfico.
  • Calidad del material audiovisual.
  • Posicionamiento en buscadores.
  • Mercadeo de contenidos.
  • Marketing en Facebook y otras redes sociales.

… Probablemente tu página web tenga un arranque tímido, una evolución lenta y un bajo retorno de su inversión.

La mayoría de las sorpresas y shocks de los emprendedores con respecto a estos temas se originan en la idea primordial y generalmente errónea de: «Al emprendimiento le invertimos poco mientras vemos si nos va a dar ganancias, y si nos da, entonces sí le invertimos apropiadamente».

Nadie quiere perder dinero, nadie quiere experimentar y pagar los errores con el bolsillo. Esto hace que muchos emprendedores decidan «lanzar una página a ver como nos va» o hacer todo tipo de inversiones a medias, esperando que esa inversión a medias produzca una marca, producto o campaña suficientemente exitoso como para «dar señales» y entonces ahí si hacer imperiosa la necesidad de invertir apropiadamente.

A nosotros nos parece obvio que una inversión mediocre e insegura, solo traerá resultados mediocres que no brindarán la seguridad necesaria para decidirse a invertir en el futuro.

Una inversión mediocre e insegura por lo general es más un reflejo de inseguridad personal que de verdadera y sabia precaución empresarial.

Si tú no te sientes seguro de si tu emprendimiento será exitoso (cosa que es 100% comprensible), no escatimes en asesoría y preparación. Si tú no te sientes seguro de que este emprendimiento es lo tuyo, es probable que entonces este artículo te haya ayudado a conocer mejor las implicaciones y decidirte o retractarte de comenzar un emprendimiento online.

Sobre el Autor: Neztor Web

10 años en experiencia en desarrollos web, he ejercido en el área de diseño Ux, optimización web y programador web, creo en que la elegancia y la simplicidad sofisticada que para entrega el mensaje a tu audiencia efectivamente.